No existen enfermedades solo existen deficiencias nutrimentales

Anteriormente hable de lo importante que son los factores ambientales en el reflejo de nuestra salud, tocamos un poco el tema sobre cómo los genes en la mayoría de los casos no determinan si desarrollas o no una enfermedad, sin embargo hoy hablaremos especialmente cómo esto se da no nada más por los factores ambientales, sino que existen muchas deficiencias nutrimentales que orillan al cuerpo a que no logre funcionar correctamente y con ello eventualmente a una enfermedad grave.

Muchas personas se dicen comer adecuadamente, comen en casa comida que para ellos es saludable, como arroz, leguminosas, carne, tortillas, etc. Hacen ejercicio y creen que con eso es suficiente o incluso llegan a consumir 2 o 3 verduras al día y tomar agua pensando que es todo lo que su cuerpo necesita, sin embargo, los requerimientos nutrimentales a diferencia de lo que nos menciona la OMS (Organización Mundial de la Salud) son mucho más altos. La dosis diaria recomendada por la OMS tan solo es una cantidad que EVITA que enfermes de alguna enfermedad por deficiencia particular de esa vitamina, por ejemplo 60 mg de vitamina C es suficiente para no enfermar de escorbuto, ¿Pero realmente es suficiente 60 mg de vitamina C para tener un estado de salud óptimo? Nuestros parientes más cercanos, los primates llegan a comer diario hasta 7000 mg de vitamina C en su alimentación, 60 mg parece muy poco ahora ¿no?

Existen otras enfermedades por deficiencia pero que no se detectan o sus síntomas no son tan notables, por ejemplo, la deficiencia de vitamina B, principalmente de B1, deteriora la capa que protege a las neuronas, esto no causa síntomas muy notables como en el caso de escorbuto que empieza a producir hemorragias, pero si va causando deterioro cognitivo y a largo plazo puede jugar un rol importantísimo para enfermedades neurológicas como Alzheimer, Psicosis, Esquizofrenia, etc.

Linus Pauling, padre de la medicina ortomolecular y ganador de dos premios nobel, estaba totalmente convencido por todos los estudios que realizó que las enfermedades se podían evitar con una adecuada ingesta de nutrientes y que se podría mejorar la calidad de vida e incluso curar muchas enfermedades con una ingesta alta de vitaminas. Él mencionaba que los déficits nutricionales ocurren principalmente por la elevada ingesta de productos procesados que contienen poco o nada de nutrientes; además que tienen un exceso de conservadores, azúcares, aditivos y químicos que NO pertenecen a nuestro cuerpo.

Me hace mucha lógica lo que Pauling defendía, pues decía que no podíamos sanar el cuerpo con sustancias ajenas a él, que el cuerpo es perfecto solo necesita las herramientas para funcionar adecuadamente, así como un carro necesita gasolina, anticongelante, llantas, etc. Nosotros necesitamos vitaminas, minerales, enzimas y miles más de nutrientes, es ilógico querer resolver un problema de salud con una sustancia química que no pertenece a él. Es como querer meterle al carro agua en vez de gasolina esperando que funcione correctamente.

Así que ya sabes, nutre tu cuerpo, dale comida viva porque tú estas vivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *