El éxito no se alcanza sin amor

Aquella pieza del rompecabezas que hace falta en tu vida para que logres conseguir todo lo que quieres y te propones es AMOR. Parece algo irreal y difícil de concebir pero amor es la palabra clave cuando se trata del éxito.

Primero definamos qué es éxito. Equivocadamente para muchas personas éxito podrá ser conseguir un trabajo con un buen sueldo, poder adquirir un préstamo hipotecario para comprar la casa de sus sueños, tener uno o dos automóviles en su cochera, poder tener el capital suficiente para poder viajar un par de veces al año y pagar un buen colegio a sus hijos dejando suficiente dinero en su cuenta bancaria para su retiro y vejez. Podrá parecer realmente esto una vida perfecta, sin embargo la mayoría de las personas que se enfocan exclusivamente en su estatus económico descuidan otras áreas importantes para lograr realmente plenitud y felicidad. He visto personas con mucho dinero en sus cuentas bancarias pero con soledad sin ser realmente felices y deseando tener aún mucho más de lo que tienen, no obstante también he visto personas con menos dinero en sus cuentas bancarias que disfrutan la vida, siempre están acompañados, salen, sonríen, aman, se sienten abundantes y son felices.

Realmente en esta vida buscamos felicidad no dinero, pero la felicidad es una decisión que se toma independientemente de nuestro estatus económico. Con esto no digo que el dinero no es parte de una vida plena y feliz, definitivamente el dinero es un área importante de una vida exitosa, no obstante cuando también decides prestar atención a las otras áreas de tu vida es cuando puedes lograr plenitud y felicidad, alcanzando indudablemente el éxito tan deseado y que solo algunos han logrado.

Solo tienes que comenzar a despertar y ser consciente de que no somos seres físicos únicamente, contamos con emociones, deseos y anhelos que nos complementan y nos alimentan el alma. La filosofía holística declara que para poder tener plenitud total en esta vida habrá que equilibrar cuerpo, mente y espíritu. Es este un paso importante para el camino al éxito, determinar lo que te hace sentir bien y feliz en estas áreas principales.

El cuerpo es tu canal de comunicación entre tu ser y el mundo exterior por lo que su estado de equilibrio está directamente relacionado con el amor que le tengas y por ende las decisiones que tomes en torno a su cuidado. El ejercicio y la alimentación es el primer paso de la muestra de amor hacia tu estado físico, si te amas lo suficiente cuidarás y honraras cada parte de cuerpo dándole los nutrientes que lo mantengan en buen estado y desechando aquello que no necesita.

La mente por otro lado determina tu realidad física; todas las emociones y actitudes que tengas constantemente construyen tu entorno y tu vida. Si te enfocas en todo aquello malo que sucede en tu vida indudablemente seguirás construyendo situaciones que te demuestren que aquello que piensas es así, en cambio cuando comienzas a ver las cosas con más amor y aceptación enfocándote en lo bueno que tienes y teniendo una actitud más positiva podrás construir una mejor realidad, tal como la quieres, sin embargo esto conlleva mucho trabajo ya que cuando crecemos nos vemos bombardeados de ideas negativas y situaciones difíciles creando una realidad que nosotros en ese momento no escogemos. Es el amor hacia ti mismo lo que te da la humildad de querer trabajar y esforzarte por cambiar tu realidad. Es ésta área la que te permite trabajar en tu estatus económico, en tus relaciones personales y en tu desarrollo profesional o carrera. Cada que permitas que el amor sea la base en tu carrera y en tus relaciones generarás la energía suficiente para que todo aquello de tu realidad física sea como lo deseas.

La espiritualidad es la tercera área de la filosofía holística pero no más ni menos importante que el cuerpo y la mente. No necesitas formar parte de ninguna religión para trabajar en esta área. El silencio te ayuda a incrementar la conexión contigo mismo y te da la paz y tranquilidad que necesitas después y antes de comenzar tu día. Con ello incrementas el estado de relajación de tu cuerpo y te conectas con el amor infinito que existe en el Universo. Esto te permite sanar tanto a nivel fisiológico como mental, por lo que es una de las bases para trabajar con tu cuerpo y mente. Aquellos que no trabajan esta área están destinados a vivir en desequilibrio rompiendo con la armonía natural de nuestro estado de plenitud.

Como te podrás dar cuenta es el amor lo que nos permite mejorar y trabajar constantemente en las principales áreas de nuestra vida, por lo que definiría éxito como un estado  en donde todas las áreas de tu vida están en equilibrio y perfecta armonía dándote una felicidad inmensa y satisfacción personal.

Solo no olvides que para tener orden siempre habrá que tener primer desorden, por lo que aquí estamos, un poco desordenados en mente, cuerpo y espíritu trabajando para llegar al orden o plenitud. El desequilibrio siempre será parte de una vida equilibrada, la idea es que trabajemos constantemente para tener un poco de desorden en el orden y no un poco de orden en el desorden.

Te deseo mucho amor y luz en tu vida en todo momento para que consigas todo aquello que te hace vibrar de felicidad

¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *