El tiempo lo determinas tu

En los últimos años de mi vida he aprendido que esa famosa frase “Todo a su tiempo” es una de las lecciones más importantes en nuestra vida. Entre tazas de café, noches de pláticas y mensajes interminables me he dado cuenta que existe un común denominador en las personas que no han encontrado una felicidad plena y éste es apegarse a un resultado o querer algo en un tiempo determinado. “A esta edad ya debería estar casado” “A esta edad debería tener ya una casa propia” “Después de tantos años de noviazgo ya debería darme el anillo” “Tengo equis años, ya no debería estudiar una carrera” “Ya estoy viejo para estas cosas” “No he hecho nada en la vida”

Déjame decirte un secreto, el tiempo lo determinas solo tú, cada uno de tus logros, tus sueños y anhelos no los puedes medir o comparar con los logros o anhelos de los demás. Vivimos en una sociedad donde nos encontramos con un estereotipo de “Vida exitosa” dependiendo del lugar en donde crecemos, sin embargo ¿Qué pasa si no logras tener esa vida a la edad que “debe” de ser? Pues nada. No pasa nada. El querer una vida clásica o no, no es ni correcto ni incorrecto, ¿Quién dice lo que realmente es bueno o no para ti? Si tu dejas que los estereotipos se sobrepongan a tu felicidad y provoquen ansiedad, frustración o enojo entonces sí te estás equivocando, pero no por no haber hecho o logrado esas cosas que según tú tienes o quieres lograr, sino por dejar que creas que el tiempo se “acaba” cuando realmente el tiempo nunca se acaba.

Vive con pasión, con amor y disfruta cada momento. Claro que hay cosas que queremos conseguir en la vida pero conéctate con tu intuición, con el amor inmenso que tu ser tiene dentro e identifica tus verdaderas intenciones y propósitos en la vida, cuando las tengas entonces dedica cada minuto de tu vida para ello, con amor, pasión, entrega, dedicación y compromiso. No importa que el objetivo final de esto se vea lejos, no importa que momentáneamente no tengas resultados tangibles, si entregas tu amor puro e infinito por lo que haces y amas entonces el Universo te dará solo eso, amor, lo mismo que tu entregas es lo que recibirás en el momento indicado, no olvides que cada momento es perfecto, cada situación en la vida es perfecta, nada llega porque si, ni nada se va porque si, todo lleva consigo un aprendizaje o lección y hasta no haberla aprendida evolucionamos y pasamos a la siguiente etapa, lo malo es quedarse estancado y darse de golpes contra la pared una y otra vez.

¿Algo no te hace feliz? Simplemente cámbialo, ¿No puedes cambiarlo en ese momento? Enfócate en lo que si puedes cambiar, en lo que puedes trabajar para eventualmente cambiar esa situación, pero jamás tomes tu mano y veas tu reloj, que importa si tienes 15, 20, 40 o 60 años, qué más da si a los 60 te diste cuenta que no querías ser zapatero y decidiste estudiar arte, el momento llegó, lo malo no es la edad en la que has decidido hacer algo diferente lo malo sería que después de darte cuenta que algo ha dejado de hacerte feliz, en vez de cambiarlo te quedes ahí mismo, entonces sí, el tiempo si cuenta, porque tus deseos han cambiado y te estás paralizando, por miedo al tiempo, porque no tienes la edad, porque qué dirán los demás que a tu edad haces eso, cambias, vives, viajas, o disfrutas algo que los demás no pueden entender.

¿Realmente disfrutas lo que haces? ¿Realmente eres feliz? ¿Disfrutas de verdad el trabajo que tienes? ¿De verdad quieres tener hijos? ¿Eres quien quieres ser o eres quien los demás dicen que eres? ¿Es así como deseas vivir? Replantéate cada aspecto de tu vida y no lo pienses, siéntelo, escribe las áreas más importantes que te hacen feliz, escribe tus objetivos y plantea estrategias que disfrutes, no estrategias que los demás te digan que son correctas pero no vayan conectadas contigo, sal de tu zona de confort y atrévete a vivir la vida de tus sueños no vivas los sueños de los demás, vive TUS sueños. Y por lo que más quieras no mires el reloj, mírate en el espejo mejor y se sincero contigo a estas preguntas, tus más grandes sueños y anhelos son susurros de Dios, son energía del Universo, son propósitos de la vida que no los tienes porque sean imposibles, sino para que te conviertas en la mejor versión de ti mismo y estés listo para cuando llegue el momento indicado, porque creeme, si es lo que realmente quieres y lo que tu corazón anhela si llegará, pero debes soltar tu reloj y enfocarte en disfrutar lo que hoy si quieres y puedes tener. Haz lo mejor que puedas con lo que tengas HOY y sin pensarlo habrás logrado lo que querías en el momento indicado.

Te deseo mucho amor y luz en tu camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *